23 de julio de 2016

Windows 10 update se cobr贸 la primera v铆ctima.

Windows 10 update se cobr贸 la primera v铆ctima.

Los hechos demostraron que la t谩ctica de querer instalar forzosamente Windows 10 a trav茅s de actualizaciones no era una buena idea. Lleg贸 la primera demanda y Microsoft tuvo que compensar con 10 mil d贸lares a la v铆ctima por los da帽os ocasionados. ¿Comenzar谩n a sumarse nuevas demandas que obliguen a la compa帽铆a a tener que seguir resarciendo a los usuarios? enterate de los detalles aqu铆 en hotmail iniciar sesion.

Ya nos hemos referido a las artima帽as enga帽osas utilizadas por Microsoft para forzar a los usuarios a cambiar su actual sistema operativo por Windows 10. Pero es la primera vez que un usuario demanda al gigante de Redmond por haber instalado el sistema operativo sin consentimiento, causando importantes da帽os en su trabajo.

Se trata de Teri Goldstein, una mujer estadounidense  a quien el nuevo sistema se le instal贸 sin consulta previa, caus谩ndole problemas t茅cnicos en su ordenador (su principal herramienta de trabajo) lo  que le impidi贸 gestionar su empresa de viajes por varios d铆as.  

Seg煤n Goldstein la actualizaci贸n se inici贸 sin que nadie le consultara si estaba de acuerdo o no, y al no terminar de instalarse correctamente produjo fallos en su computadora.  Cuando comenzaron las fallas en su ordenador, Teri se contact贸 con el servicio t茅cnico de Microsoft pero 茅ste no pudo o no supo como resolver el problema.  La usuaria, tom贸 la decisi贸n de llevar a Microsoft a tribunales y la empresa prefiri贸 pagarle 10.000 d贸lares para cerrar el caso all铆, compensar las molestias ocasionadas y no tener que seguir un proceso largo de apelaciones.

En un post anterior hemos mencionado muchas de las razones por las cuales los usuarios podr铆an rechazar un cambio de sistema operativo. Algunos tienen computadoras antiguas que no soportar铆an el nuevo sistema, otros utilizan software que no es compatible con Windows 10, muchos son los que desconf铆an de la capacidad de rastreo que pondr铆a en juego la seguridad de sus datos o movimientos en la web y hay quienes simplemente est谩n contentos con el sistema que tienen y no desean probar otro. Lo cierto es que cualquiera sea el motivo para rechazar la actualizaci贸n deber铆a ser respetado por la compa帽铆a. 

Si Windows 10 posee tantas bondades como los especialistas destacan, las mismas deber铆an hablar por s铆 mismas, para que los usuarios se vean realmente motivados a hacer un cambio sin estrategias enga帽osas de por medio.

¿Ser谩 el caso de Goldstein el primero de otras  demandas que podr铆an llegarle a Microsoft alegando el mismo motivo?
El caso podr铆a ser considerado “ejemplificador” para los jueces, y esto podr铆a movilizar a cientos de usuarios a presentarse a la justicia para que la empresa recompense los da帽os ocasionados.