1 de octubre de 2015

Microsoft se une a la OTAN para dar mayor seguridad

Microsoft acaba de renovar su alianza con la OTAN para seguir proporcionándole destalles de sus productos y servicios y a cambio recibir mayor protección ante posibles ataques a su ciber seguridad y aqui en hotmail iniciar sesion te lo contamos.

Ante la renovación del acuerdo entre Microsoft y la OTAN, cabe que nos preguntemos ¿es necesario que una empresa de la magnitud de Microsoft deba darle la llave de su código a otra para que le brinde seguridad? ¿No debería Microsoft ser capaz de velar por su propia seguridad?

Comencemos por describir cual fue el acuerdo entre Microsoft y la OTAN, por medio del cual ambas se comprometen a intercambiar información sobre amenazas a la ciber seguridad y brindar acceso al código fuente. Aunque se trata de un acceso online “controlado”, la OTAN puede ingresar a los códigos de los productos más preciados de Microsoft (Windows, Office, Lync, SharePoint 2010, Windows Embedded y servicios en la nube, etc.).

El acuerdo forma parte del Programa de Seguridad Gubernamental de Microsoft, que data del año 2002, basado en brindar a los gobiernos de todo el mundo un acceso controlado a su código fuente para comprobar la existencia de puertas traseras en sus servicios.

¿Qué es una puerta trasera?

En el lenguaje de la informática, tal como se define en Wikipedia:

“(Una puerta trasera) se trata de una secuencia especial dentro del código de programación, mediante la cual se pueden evitar los sistemas de seguridad del algoritmo (autentificación) para acceder al sistema. Aunque estas puertas pueden ser utilizadas para fines maliciosos y espionaje no siempre son un error, pueden haber sido diseñadas con la intención de tener una entrada secreta. “

El objetivo central de Microsft es mantenerse a salvo de las amenazas a la base de datos de los gobiernos, como ocurrió con crackers chinos. Sin embargo, el heco de brindar las claves a un tercero, nos hace pensar que quizá la empresa de Redmond perciba también la existencia de amenazas internas.

Llegados a este punto, quienes bogan por un mundo open source, se preguntarán ¿cuándo será el momento en que Microsoft deje de lado estos acuerdos y libere su código para todos de una vez por todas?

No hay comentarios.: