8 de noviembre de 2013

La privacidad en juego: Skype y las escuchas de Estados Unidos

El candente tema de las escuchas realizadas por el gobierno norteamericano no ha dejado fuera del debate a Skype, el servicio de video llamadas comprado por Microsoft. Esto se debe a que se están generando controversias en todo lo que esté relacionado con tecnología que albergue información en la nube (total o parcialmente), como es el caso de este servicio de video llamadas. ¿Podríamos decir entonces que la utilización de Skype pone nuestra privacidad en juego? en hotmail iniciar sesion te contamos de que se trata.

Luego de que a principio de año se descubriera hasta donde es capaz de llegar el gobierno norteamericano a fin de obtener información a través de su programa de escuchas, el tema del derecho a la privacidad entró nuevamente en cuestionamiento. A pesar de que es imposible aseverar que los Estados Unidos estén vigilando todas las conversaciones realizadas, el hecho no pasa desapercibido para los usuarios de Skype, quienes temen por la privacidad de sus comunicaciones a través de la aplicación de la empresa de Redmond.

¿Por qué les preocupa estar siendo escuchados a los usuarios de Skype?

Cuando nacía Skype a sus usuarios no les preocupaba que sus comunicaciones pudieran ser escuchadas o vigiladas. Esto era porque en sus inicios la comunicación vía Skype se establecía a través de una conexión P2P (peer to peer o de ordenador a ordenador), conectando solamente a los interlocutores y haciendo que la información viajara de un punto a otro sin interferencias. Esta condición con el avance tecnológico fue cambiando y, actualmente, las comunicaciones por medio de Skype hacen uso de la tecnología de la nube o internet, por lo que las llamadas o video llamadas no solo son accesibles a quienes están participando de ellas, sino que pueden ser monitoreadas o interceptadas.

Los adelantos tecnológicos de las últimas décadas han traído grandes ventajas para los usuarios de esta herramienta de comunicación, las cuales son informadas abiertamente por la empresa (su Vicepresidente Mark Gillett es un gran defensor de las mismas), aunque también han dado lugar a la problemática de las escuchas y puesto en duda el respeto a la privacidad de los usuarios.


A pesar de la polémica despertada, la empresa de Redmond defiende los avances tecnológicos de Skype por permitir el desarrollo de nuevas funciones y características para su servicio de video llamadas, así como por ayudar a la mejora en la calidad del servicio, tornándose una útil aplicación para smartphones y tablets.

Algunas de las ventajas que permite la utilización de la tecnología de la nube en las video llamadas según Gillett son:

  • La reducción en el consumo de batería en los dispositivos, ya que la herramienta utiliza mayormente la aplicación en internet para realizar sus funciones.
  • La posibilidad de que la aplicación trabaje en un segundo plano y pueda enviar notificaciones (por ejemplo: de mensajes pendientes).
  • La sincronización de la información en diferentes dispositivos para una misma cuenta.

Todas las funciones antes mencionadas y muchas más serían imposibles de no ser por el alojamiento de cierta parte de la información en la nube. Este punto abre el debate acerca de la protección de la privacidad de los usuarios, ya que la información en la nube puede ser escuchada (o vista).

El debate se vio incrementado ya que, aunque Gillett  afirma que Microsoft cuenta con fuertes medidas de seguridad (físicas, técnicas y administrativas) a fin de proteger la información y los datos de sus usuarios, tales como encriptación y protección a través de códigos y no almacenamiento de la totalidad de sus servidores en la nube, la empresa ha sido una de las compañías acusadas de permitir el acceso a la información de las video llamadas de sus usuarios al servicio de vigilancia  del gobierno norteamericano.

No hay comentarios.: