6 de agosto de 2013

El correo electrónico genera estrés

El estrés es un problema que cada vez afecta a más personas, incidiendo fundamentalmente en aquellos que trabajan con la tecnología, quienes se sienten muchas veces agobiados por la cantidad e e -mails que reciben o el bombardeo continuo de mensajes en sus Smartphones. ¿Es posible solucionar el “tecno estrés”  En hotmail iniciar sesion les contamos los factores que contribuyen a incrementar el estrés en los trabajadores y algunas medidas que los empleadores podrían tomar para superar este problema.

La técnica ha ido avanzando de tal modo que sentimos que ha dado solución a miles de problemas: al acortar distancias, tiempos y abaratar costos, por ejemplo.  Sin embargo,  no todos parecen ser beneficios: un estudio realizado en Reino Unido, afirma que uso del correo electrónico eleva el nivel de estrés de los trabajadores, incluyendo además un incremento de la presión arterial, aceleración del ritmo cardíaco y aumento de los niveles de la hormona cortisol.

Según este estudio, realizado en la Universidad de Loughborough,  el correo electrónico sería una de las principales causas de estrés de los trabajadores.  La investigación  arroja datos preocupantes: los síntomas de estrés de las personas analizadas incrementaron en un 83% cuando utilizaban normalmente el correo electrónico. Incluso, este número se elevaba al 92% cuando el trabajador tenía que hacer dos tareas simultáneas (como por ejemplo hablar por teléfono o atender a alguien personalmente, mientras usaba su correo electrónico).

Según el director de la investigación, el profesor Tom Jackson, la explicación se encuentra en que “el cerebro sólo puede ocuparse de ocho a doce tareas a la vez y si uno no puede cerrar esas tareas, la persona comienza a sobrecargarse y fatigarse”.

¿Presos de la tecnología?


Antes el trabajador solo tenía contacto con  las cuestiones del trabajo durante su jornada laboral. Ahora, gracias a los dispositivos móviles y a los preciados Smartphones, las personas reciben mensajes las 24 horas del día. Esto les impide desconectar sus vidas personales de las obligaciones profesionales.

El estudio enfatiza en remarcar la cantidad diaria de correos electrónicos que una persona recibe. Cantidad que además, no se acota a un momento del día, sino que se va recibiendo en todo momento, lo que genera un importante incremento en los niveles de estrés.

Posibles soluciones

El estrés laboral no es solo un problema de quienes lo padecen. Además de afectar al trabajador, influye en el empleador, en el resultado final del trabajo y también en el círculo o entorno familiar y laboral. Se trata de un problema costoso en doble sentido: afecta tanto  la salud como la productividad.

Es por esto que  desde los niveles directivos deben buscarse alternativas o soluciones que permitan superarlo.

Algunas posibles soluciones podrían ser:

  • Reducir, redistribuir o simplificar las tareas que hace una sola persona, para no recargarla con más de lo que puede hacer.
  • Flexibilizar los tiempos y lugares para que el empleado pueda optimizar su trabajo sin importar desde donde lo desarrolle. El teletrabajo por ejemplo es una excelente opción para ahorrarle al empleado el tiempo que le toma llegar a la oficina, y el estrés genera el traslado.
  • Reducir los excesos tecnológicos: cuidar el uso excesivo que se hace de los mails, llamadas, mensajes de texto, etc. Utilizar un solo canal para decir algo, sin sobrecargar al destinatario con múltiples mensajes que buscan comunicar un solo tema. En este sentido, es vital evitar los mensajes en copia, las cadenas o reenvíos de mensajes innecesarios.
  • Evaluar la relación entre horas trabajadas y productividad: Numerosos estudios demuestran que la productividad desciende cuando se superan las 40 horas de trabajo semanales. Al trabajar más de lo debido se le quita tiempo a otras actividades sociales o físicas, y se corre el riesgo de caer en un agotamiento crónico que genera un trabajo ineficaz.
  • Evitar a personas problemáticas: identificar a las personas conflictivas que pueden incidir negativamente en el entorno, generando distracciones, acoso o nervios en los demás.

Esperamos que estos consejos sean de utilidad para poder hacer frente a una problemática que nos afecta a todos.

No hay comentarios.: