9 de agosto de 2013

Windows 8: Fallos a solucionar

A un año del lanzamiento de la versión beta de Windows 8 para ordenadores y tablets, y ya con la versión final de su nuevo sistema operativo en el mercado desde octubre del año pasado, Microsoft enfrenta resultados no esperados, sobre todo si compara el éxito actual de su nuevo sistema operativo con el que obtuvo con Windows 7 y en hotmail iniciar sesion te contamos las novedades.

Al evaluar el éxito de su nuevo sistema operativo, Windows 8, Microsoft se enfrenta a un resultado menor al esperado, ya que el nuevo sistema está lejos de llegar a las ganancias que obtuvo la empresa de Redmond con su antecesor, Windows 7. A pesar de que el lanzamiento del nuevo sistema operativo  se produjo en un mercado complicado en el cual la industria de ordenadores está viéndose sacudida por el éxito de las tablets, parece ser que los menores resultados no solo se deben a este cambio, sino a un cúmulo de errores estratégicos que tuvo la empresa en relación al nuevo sistema operativo y su lanzamiento.

En relación a este “fracaso”, la compañía está intentado subsanar sus errores con la próxima actualización de su sistema operativo, el Windows 8.1, el cual ya lanzó su versión beta a finales de junio. Sin embargo, parece ser que el intento de Microsoft volvió a dar que hablar ya que a la semana de su lanzamiento tuvo que parchear dicha versión para solucionar algunos problemas. A pesar de estos traspiés, la versión definitiva de Windows 8.1 está prevista para finales agosto.

Hagamos un repaso por los principales problemas que presentó el nuevo sistema operativo de Microsoft.

Principales problemas de Windows 8


Equipos: apuesta a tamaños equivocados y provisión a destiempo

La idea de la empresa de proveer tablets que suplanten al tradicional ordenador fue una de las premisas durante el lanzamiento en Octubre de 2012. A pesar de que de que este concepto funcionó muy bien en las tablets de gran tamaño (en formato apaisado y con un aspecto panorámico 16:9), Windows 8 presentó incompatibilidad con las tablets de menor tamaño. Este problema se solucionaría en la versión Windows 8.1.

Por otro lado un error más que fundamental que tuvo Microsoft fue no contar con muchos de sus principales equipos listos para acompañar el lanzamiento de Windows 8 el pasado Octubre. En muchos casos los equipos estuvieron listos semanas e incluso meses después del lanzamiento, lo que le generó a la empresa una ganancia inicial mucho menor a la esperada.

Aplicaciones: mediocres y fuera de tiempo

Muchos usuarios cuestionaron las primeras aplicaciones que realizó el propio Microsoft para Windows 8, por encontrarlas mediocres en relación a sus expectativas. Entre las más cuestionadas estuvieron el email y el editor de fotos. Además de la deficiencia en las aplicaciones realizadas por la misma empresa, aquellas aplicaciones que Microsoft delegó en terceros resultaron no estar disponibles en el tiempo prometido. Tal fue el caso de Twitter, lanzado recién en Marzo de 2013, y de Facebook, que aún no se encuentra disponible. 

Programas: decisiones equivocadas

Aquellos usuarios que ya están trabajando con Windows 8 se han quejado de que los equipos con este sistema operativo vienen precargados con programas realizados por terceros que son innecesarios y que lo único que generan es un menor rendimiento de los equipos. Por otro lado los usuarios también concuerdan en estar disconformes con las asociaciones de los ficheros que trae por defecto Windows 8, ya que están asignadas a software pago.

Navegación y amigabilidad: problemas sustanciales

Una de las mayores críticas que le realizaron los usuarios a Windows 8 y que la empresa ha tratado de corregir en su nueva versión de sistema operativo gratuita, Windows 8.1, fue la opción de ir directamente al escritorio, el cual se encontraba escondido dentro del menú.

Por otro lado, tal vez debido a que la compañía ha sido incapaz de transmitir un mensaje claro y coherente sobre los beneficios de Windows 8, sus primeros usuarios no comprendieron los beneficios que ofrece la interfaz táctil del sistema operativo en las notebook y en los equipos todo en uno de escritorio. El problema radica en que la empresa de Redmond no supo explicar los usos de la pantalla táctil como complemento del teclado y del mouse o touchpad.

En pocas palabras podemos concluir que los usuarios de Microsoft no están contentos con la nueva oferta de la empresa, y que la compañía debe destinar a la capacitación de los mismos más esfuerzos de los pensados, ya que la curva de aprendizaje de Windows 8 será más larga de lo que esperaba.

A todos estos problemas se suma el hecho de que, si bien el nombre de Windows 8 funciona correctamente en el mercado, Windows RT no ha sido una acertada elección de Marketing para Microsoft, ya que genera confusión con el ya conocido WinRT (paquete de API).

Quedamos a la espera de las novedades de la empresa para sobrellevar estos inconvenientes comerciales que le impiden crecer en el mercado en la forma prevista por sus inversores.

No hay comentarios.: